Els privilegis de l’església i l’anticlericalisme barat

Pense que per a qualsevol demòcrata és necessari garantir l’aconfessionalitat de l’Estat. Tanmateix s’ha d’evitar l’anticlericalisme barat que entra al joc de crear conflictes innecessaris de cara a la galeria mentre que a l’hora de la veritat segueix de “xuclaciris” mantenint el concordat i la resta de privilegis de l’església catòlica, que l’any passat ha donat a Caritas el 2,5% dels 250 milions que ha obtingut amb la casella d’IRPF, xifra similar a la que ha invertit en 13TV. És urgent també que els alts càrrecs eclesiàstics deixen de discriminar i menysprear a les dones. S’ha d’acabar amb els concerts educatius o les titulacions universitàries exclusives. També deuen retornar als pobles tot el patrimoni immatriculat per aquesta institució religiosa amb la connivència de les institucions públiques, còmplice d’aquest espoli.

Però que ningú s’equivoque, tot això s’ha de fer des del respecte a les creences individuals i sense donar ales als elements feixistes que habiten en la societat, que amb l’excusa de les tradicions ens estan retornant a l’integrisme de l’època feudal.

franco-archbishop

Los “errores” de la prensa de George

LOS “ERRORES” DE LA PRENSA DE GEORGE

Los bombardeos de la OTAN a tiempo sí sirven (para el capital y sus secuaces)

Aparecía ayer en el eldiario.es un artículo de Owen Jones junto a una imagen con una cita con el siguiente texto: “¿Cómo se podría haber evitado el tremendo coste humano en Alepo? Los dedos señalan a los que en 2013 impidieron que Occidente bombardease a las fuerzas de Asad?”

Cuando vi la imagen me resultó raro que dijesen una canallada tan grande de manera tan clara, así que me decidí a leer el artículo. Evidentemente, la cita era errónea pero el artículo venía a decir lo mismo pero jugando a la ambivalencia. Es más, el artículo es más vomitivo que la falsa cita de la imagen.

Las huelgas no sirven de nada (para el capital y sus secuaces)

En una entrevista al mismo periódico, Antonio Montiel ha asegurado hoy que “los cambios no se producen a golpe de huelga general”. Para quien no conozca a este señor y piense que se trata de un dirigente del PP o de la CEOE, he de decir que se equivoca pues es el líder valenciano de Podemos.

Resulta curioso que estas declaraciones aparezcan el mismo día en que los sindicatos han convocado movilizaciones en distintas ciudades, en las cuales seguramente habrá estado algún que otro dirigente de su partido. Al fin y al cabo ya nos hemos acostumbrado a la ambigüedad de esta “gente” que un día se hace la foto con los obreros en lucha y al día siguiente digan cosas como su líder supremo: “aprendimos en Madrid y Valencia que las cosas se cambian desde las instituciones. Esa idiotez que decíamos cuando éramos de extrema izquierda de que las cosas se cambian en la calle y no en las instituciones es mentira”.

Tras unas horas de la publicación de la entrevista y cierto revuelo en las redes, ha rectificado el titular. Vaya, otro error de eldiario.es en sólo dos días.

Errores que no son errores

¿Por qué no se trata de errores? Porque son en realidad lo que el medio en cuestión pretende difundir. Entonces, ¿Por qué rectifican? Porque estos medios de la “nueva política” están creados para impregnar de forma sutil a lo que queda de izquierda de ideas hegemónicas del capital. Su “error” ha sido decir de forma demasiado evidente lo que suelen colar entre líneas, algo que puede restarle efectividad en sus pretensiones. Pero no nos equivoquemos, decir lo que se piensa no es un error. Al fin y al cabo, el “filántropo” George Soros sabe dónde invierte.  

georgesoros

Diálogo sobre la normalización de comportamientos fascistas

Diálogo sobre la normalización de comportamientos fascistas

(extracto del artículo La banalización del fascismo y el cuento del lobo)

Sturmabteilung

-¿Qué pensarías de un dirigente del PP si dijese que si no votasen los mayores de 45 años ganarían ellos?

-Que no es un demócrata.

-¿Y si trata como bobos a quienes no le siguen la corriente?

–Que no les convencerá nunca y por eso los criminaliza.

-¿Y si dijese que quitaria las pensiones a los votantes de otro partido?

-Que me recuerda a aquellos que excluían a los judíos o a los negros.

-¿Y si asegura que no hay alternativa al capitalismo?

-Que no va a combatirlo.

-¿Y si ve normal que se rescate a las autopistas?

–Que es neoliberal.

-¿Y si se burla de la izquierda y asegura que ésta no ha cambiado nada en 25 años?

-Que es de derechas.

-¿Y si niega que la movilización sirva para cambiar la realidad?

–Que es un conservador.

-¿Y si renuncia al derecho al aborto por rédito electoral?

–Que debe ser del Opus Dei, mínimo.

-¿Y si negase la lucha de clases?

-Que es un burgués o un estafador.

-¿Y si menosprecia a los trabajadores menos cualificados?

–Que es un clasista.

-¿Y si hiciese monumentos a los nazis húngaros?

-Que en su momento hubiese hecho lo mismo que los nazis húngaros.

-¿Y si habla de “democratizar” Cuba y te alegras de la muerte de Fidel?

–Que es de la gusanera.

-¿Y si asegura que el comunismo fracasó?

–Que es un anticomunista de manual.

-¿Y si los mas media del capital le “regalan” platós?

–Que es a cambio de algo.

-¿O qué pensaríamos si considera un drama que los yihadistas pierdan una guerra después de asesinar a 192 en su propia ciudad?

-Que no tiene ni memoria ni escrúpulos.

-¿Y si pidiese a gritos bombardear otros países en connivencia con el imperialismo?

-Que está del lado del imperialismo.

-¿Y si además lleva en sus listas a un ExJEMAD que arrasó un país africano?

 -Que está de acuerdo con sus crímenes.

.¿Y si hiciese chistes macabros con el holocausto?

-No sé, pero a mí se me revuelven las tripas con tal canalla.

La banalización del fascismo y el cuento del lobo

La banalización del fascismo y el cuento del lobo

“No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado” Bertolt brecht

Una vez pasado el llamado “momento histórico” y ya inmersos de lleno en el nunca después del fallido ahora, empiezo a tener más miedo que otra cosa.

¿Por qué digo esto? Durante años hemos asistido a la banalización del fascismo e incluso muchos de nosotros hemos contribuido de manera inconsciente. Prueba de ello es el desprecio a la lucha antifranquista y la equiparación entre la dictadura y la democracia burguesa actual por quienes no tienen ni remota idea de lo que fue aquello. El problema es que se desconoce que el Estado es una herramienta de la clase dominante y que ésta sigue siendo la misma en ambos casos pero se ignora la correlación de fuerzas que condujo a la segunda. Y quienes hablan de nuevos países y procesos constituyentes son incapaces de ver (o no) que esa correlación de fuerzas es ahora mucho peor para la clase obrera que en la década de 1970. ¿Acaso se han preguntado qué fuerza real tiene la clase obrera para afrontar un proceso de tales características? ¿O están reduciendo todo al electoralismo y el márquetin mientras juegan con la esperanza de la clase trabajadora? Porque si fuese así estarían sirviendo de válvula de escape para el sistema captando el descontento y reventando la izquierda. Y esto sería muy grave viniendo de dirigentes obreros, tanto si es por ignorancia como por estafa. Confundir poder con gobierno es algo muy común entre los oportunistas y demagogos. Prometer asaltar los cielos mediante la obtención de un gobierno es directamente un insulto.

Volviendo a la banalización del fascismo. Cuando caemos en el error de llamar fascista a todo quisque nos pasa como al pastorcillo del cuento que se divertía diciendo que venía el lobo. Es muy peligroso actuar de esta manera porque cuando aparece el fascismo nadie lo ve y además nadie te toma en serio. Señalar los comportamientos y los tics fascistas del partido heredero del franquismo es muy fácil. Hacer lo mismo con los partidos supuestamente contrarios o incluso antagónicos no tanto. Y menos cuando casi todo el espectro político acaba diciendo prácticamente lo mismo pero con distintas formas.

Vamos a hacer un experimento.  

¿Qué pensaríamos de un dirigente del PP si dijese que si no votasen los mayores de 45 años ganarían ellos? -Pensaríamos que no es un demócrata. ¿Y si trata como bobos a quienes no le siguen la corriente? –Que no les convencerá nunca y por eso los criminaliza. ¿Y si asegura que no hay alternativa al capitalismo? -Que no va a combatirlo. ¿Y si ve normal que se rescate a las autopistas? –Que es neoliberal. ¿Y si se burla de la izquierda y asegura que ésta no ha cambiado nada en 25 años? -Que es de derechas. ¿Y si niega que la movilización sirva para cambiar la realidad? –Que es un conservador. ¿Y renuncia al derecho al aborto por rédito electoral? –Que debe ser del Opus Dei, mínimo. ¿Y si negase la lucha de clases? -Que es un burgués o un estafador. ¿Y si menosprecia a los trabajadores menos cualificados? –Que es un clasista. ¿Y si hiciese monumentos a los nazis húngaros? -Que en su momento hubiese hecho lo mismo que los nazis húngaros. ¿Y si habla de “democratizar” Cuba y te alegras de la muerte de Fidel? –Que es de la gusanera. ¿Y si asegura que el comunismo fracasó? –Que es un anticomunista de manual. ¿Y si los mas media del capital le “regalan” platós? –Que es a cambio de algo. ¿O qué pensaríamos si considera un drama que los yihadistas pierdan una guerra después de asesinar a 192 en su propia ciudad? -Que no tiene ni memoria ni escrúpulos. ¿Y si pidiese a gritos bombardear otros países en connivencia con el imperialismo? -Que está del lado del imperialismo. ¿Y si además lleva en sus listas a un ExJEMAD que arrasó un país africano? -Que está de acuerdo con sus crímenes. ¿Y si hiciese chistes macabros con el holocausto? -No sé, pero a mí se me revuelven las tripas con tal canalla.

Y finalmente, ¿qué pensaría si en vez de ser un dirigente del PP lo dice uno que dice que no es ni de izquierdas ni de derechas?

¡Que viene el lobo!

 b9abc818-fd75-42e8-a1eb-766d99595d14-1971-000001f10bd8e0f4_tmp

Les sigue doliendo, Comandante

Les sigue doliendo, Comandante

Han pasado cinco días y los mass media continúan tratando de desprestigiar a Fidel, a la revolución, al socialismo y al comunismo. No dan tregua. Aprovechan hasta los programas de la prensa rosa para hacerlo. Es lo que tiene ser los perros que suelta el amo cuando alguien se sale del redil. Es lo que tiene ser todo lo contrario a quien se mantiene fiel a sus principios y da una de las mayores lecciones de dignidad de la historia.

El pueblo cubano, con sus aciertos y errores –que no luces y sombras- lleva más de medio siglo plantándole cara al capitalismo y al imperialismo con una gran demostración de solidaridad internacionalista. Así que pocos están en condiciones de darles lecciones a pesar de los ambiguos mensajes de algunos, que un día apoyan a la revolución y a la mañana siguiente dicen esperar cambios y democratización. Es lo que tiene que el amo te dé la tarea de captar el descontento (venga de donde venga) y a su vez liquidar a la izquierda.

Pero la realidad es la que es y esta vez los voceros del capital lo están teniendo verdaderamente difícil.Todos suenan al unísono pero desafinando y quedando retratados. Y si no escuchen el ridículo de Herrera entrevistando a Norverto Fuertes.

La pregunta que deberíamos hacernos es por qué ladran de esta manera por un país tan pequeño y lejano. La respuesta es muy sencilla: porque Cuba sí ha construido una alternativa al capitalismo y porque el comunismo sigue siendo su peor pesadilla a pesar de que la izquierda esté prácticamente desaparecida en nuestro país. El capital sabe que en una crisis sistémica como la actual, la batalla ideológica cobra especial importancia. De ahí la necesidad de saber defender la Revolución cubana así como a todas las experiencias y luchas revolucionarias de la historia de manera honesta, clara y sin demagogias. Un buen ejemplo es la iniciativa de la Comisión del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre.

¿Por qué? -porque les sigue doliendo, Comandante.

¡Hasta la victoria, siempre!

cyimg_zxuagopgp-jpg-large

El sastre de Ulm, Lucio Magri, la disolución del PCI y las extrañas coincidencias.

 

El sastre de Ulm (Bertolt Brecht)

-¡Obispo, puedo volar!
-le dijo el sastre al obispo-.
¡Fíjate, voy a probar!
-Y con algo como alas
el sastre subió al lugar
más alto de la catedral.
Pero el obispo no quiso mirar-. 

-Como el hombre no es un ave,
eso es pura falsedad
-dijo el obispo del sastre-.
Nadie volará jamás. 

-El sastre ha muerto –la gente
al obispo fue a informar-.
Fue una locura. Sus alas
se tenían que desarmar.
Y ahora yace destrozado
sobre la plaza de la catedral. 

-¡Que repiquen las campanas!
Era pura falsedad.
¡Como el hombre no es un ave
-dijo el obispo a la gente-,
nunca el hombre volará!

 

El sastre de Ulm, Lucio Magri, la disolución del PCI y las extrañas coincidencias.

Lucio Magri, una de las figuras más importantes del comunismo italiano, tomó el título de esta parábola de Bertolt Brecht para su libro en el cual repasa gran parte de la historia del Partido Comunista Italiano, desaparecido hace 25 años. Una obra que acaba con un capítulo sobre el fin del PCI y que el autor inicia transmitiendo su <<pésimo estado de ánimo>> por el fallecimiento de su compañera Mara, a quien precisamente prometió terminar su libro.

El sastre de Ulm me ha resultado un libro muy interesante, especialmente por algunas similitudes con lo que está pasando en la izquierda española. De hecho, el prólogo fue lo único que no me gustó, aunque ha acabado ayudándome a comprender cómo está actuando el entramado liquidacionista del cual forma parte su autor: Manuel Monereo.

A continuación voy a reproducir y/o comentar algunos fragmentos del capítulo “El fin del PCI”.

Sobre los inicios

 

Magri advierte que <<el inicio del giro no fue, como a su tiempo los de Togliatti y Berlinguer, expresado con decisiones concretas y arriesgadas de las cuales, paulatinamente, nacía una nueva estrategia, sino a través de una revisión ideológica.>> Posteriormente prosigue recordando algunas perlas de Occhetto en aquellos momentos como <<El PCI se siente hijo de la Revolución francesa y no, como se ha dicho siempre, heredero de la Revolución de Octubre>>. Pero lo más esclarecedor es algo que los liquidadores actuales tamibén afirman o insinúan: la negación de la lucha de clases, lo que según Occhetto perdía importancia <<porque las principales contradicciones  de nuestra época tienen que ver con el conjunto de la humanidad.>>

Sobre los tiempos, el contenido y el modo

Occhetto aprovechó la caída del muro de Berlín para proponer la disolución del PCI <<como parte de un gran avance democrático que legitimaba su historia y su función, y no como parte de una rendición general.>> La propuesta contemplaba el cambio de nombre y <<la apertura de un proceso constituyente de un partido de la izquierda con el que el PCI estaba dispuesto a confluir.>> Además, dicha propuesta se saltó los pasos orgánicos para evitar alargar los tiempos de tal manera que no pasase. De hecho, como señala Magri <<no había otra manera que poner al partido ante un hecho consumado e irreversible, aun a riesgo de liquidar a quien lo había propuesto.>>

Sobre las consecuencias

El autor hace un breve repaso a las escisiones y a la lucha por la “herencia” del PCI señalando la incapacidad de Rifondazione a la hora de refundar el partido, pues según Magri <<para hacer un partido, o mejor, para refundarlo –Togliatti lo sabía- se necesita organización, ideas claras, luchas duras pero poca demagogia; sobretodo un grupo dirigente capaz de hacer pedagogía y que fuera rico en ideas y en prestigio, solidario y unido por la experiencia.>>  Pero la “escisión” más grave para Magri fue que alrededor de 800.000 personas se alejasen de la política activa, ya que <<no es verdad que las clases subalternas permanecen vinculadas por naturaleza a la izquierda, sino que, por el contrario, si no las convence y orienta una organización, quien las orienta es la televisión. Un éxodo de tal magnitud y de estas clases es peor que la escisión, le abre paso a la demagogia populista.>>

Finalmente, concluye demoledoramente  que <<la debilidad de la izquierda de cada país y de cada escuela era ésta, un vacío que casi no se puede colmar. (…) Al desertar –el PCI- pagó el precio más alto al encontrarse enfrente, inesperado, el fenómeno Berlusconi (al igual que, en su tiempo,  el relativo retraso de Italia había producido, antes que nadie, el fascismo).>>

Algunas coincidencias dan que pensar, ¿verdad?

PD: El sastre de Ulm murió pero finalmente la humanidad consiguió volar.

sastre-ulm

EL SASTRE DE ULM, EL VIEJO TOPO 2010. Recomiendo lectura.

Los platós “regalados”, la principal financiación de los partidos del sistema

Los platós “regalados”, la principal financiación de los partidos del sistema.

Hace unos días Pablo Iglesias afirmó que “ya no van a regalar platós” a Podemos. Espero que algún fan de la nueva política se pregunte por qué han gozado hasta ahora de tal regalo, con lo caros que están los segundos de televisión. Supongo que nadie creerá a estas alturas que a sus propietarios les ha entrado la vena filantrópica. Teniendo en cuenta que son los grandes capitalistas (quienes nos explotan y empujan día a día hacia la miseria) está claro que no, a no ser que seas como ese “dirigente comunista” que ve a Soros como un filántropo.

Por poner un ejemplo, la consultora mediaQuant cuantificó en 487 millones de dólares el valor de los minutos que Trump obtuvo gratuitamente durante el mes de marzo. Por mucho que se ataque a un político en un programa, sigue siendo publicidad. Y más teniendo en cuenta que el victimismo y el ataque abstracto al establishment vende y sólo sirve para canalizar el descontento (objetivo perseguido por los mass media). Si alguien fuese realmente un peligro para el sistema, sería rápidamente apartado de los platós y olvidado. Bueno, igual me equivoco y mi marxismo ortodoxo-cenizo me impide ver que el gran capital regala su principal aparato de creación de pensamiento (inversión) por audiencia.

Lo más curioso de todo es que los líderes supremos de la nueva política y su legión de hooligans (quienes llaman “casta” a quien no les baile el agua), han estado acusando a partidos obreros de tener préstamos con los bancos. Igual ignoran que la mayoría de la clase obrera no tenemos 50.000 euros de papá (ni platós) y nos toca recurrir a préstamos y no por ello dejamos de ser honrados. A los nuevos dioses sólo les falta acusarnos de eso después de tratarnos como ignorantes continuamente. Que yo sepa, en este tipo de operación el sinvergüenza es el prestamista. Otra cosa sería que los bancos condonasen las deudas a los partidos, pues evidentemente sería a cambio de algo (como los espacios de TV). Pero han preferido meter a todos en un saco y sembrar la confusión ante la cual ellos aparecen como los honrados que se financian con microcréditos de “la gente”. Igual desconocen que muchos caciques pagan hasta las cuotas de militantes en pueblos y ciudades.

Y que nadie olvide lo más importante: aunque un partido se financiase de manera honrada no significaría que fuese beneficioso para la clase obrera. Puede financiarse con microcréditos y al mismo tiempo estar diciendo que el capitalismo no tiene alternativa. Al fin y al cabo se necesita poco dinero cuando los mass media  te promocionan todos los días. Sólamente es necesario comparar la cantidad que recibe un partido mediante recaudación con la que recibe de los medios de manipulación. Ya veremos si alguna consultora calcula los minutos gratuitos que el capital les ha “regalado” a estos desde hace tres años en España.

medios