La normalización del fascismo y los discípulos de Pío Moa

La normalización del fascismo y los discípulos de Pío Moa

Dicen que la historia la escriben los vencedores pero lo cierto es que de vez en cuando les toca reescribirla sin serlo. Este es el caso de la versión instalada en muchos cerebros a base de películas de Hollywood que muestran a los estadounidenses como los vencedores mientras ocultan la aplastante victoria soviética sobre los nazis en la II Guerra Mundial. Prueba de ello es la conocida encuesta sobre quién ganó esta guerra.

Reescribir la historia o mejor dicho, tergiversarla, es lo mejor que saben hacer las clases dominantes cuando les horroriza un hecho histórico con tal de que no se vuelva a repetir. Para ello son necesarios muchos documentales, películas, libros e ingentes recursos económicos para pagar a tanto mercenario.

En el actual contexto, producto de una correlación de fuerzas concreta, están normalizando el fascismo tras haberlo banalizado en medio de una crisis sistémica que hace estragos en la clase obrera mientras lo poco que quedaba de izquierda se inmola. Esto es, están preparando el terreno por lo que pueda venir pues el capital sabe que no hay salida a la dolorosa situación de la clase trabajadora en su sistema.

No obstante, no podemos olvidar que a pesar de la campaña de los medios por normalizar el fascismo, ya vivíamos en un Estado en el que la Fundación Francisco Franco eslegal y además recibe dinero público. Fundación que ha estado a punto de ser nombrada “fallero de honor” por una comisión fallera recientemente. ¿Se imaginan la Fundación Adolf Hitler en Alemania? ¿O una calle dedicada a Heinrich Himmler en Berlín? ¿Y un mausoleo fascista en Italia donde esté enterrado Benito Mussolini?

A pesar de que la RFA estuviese plagada de altos cargos nazis, la victoria soviética y su influencia hizo impensable cualquier tipo de homenaje o culto al nazismo en público hasta en el otro lado del muro. Puede que esa sea la diferencia, pues aquí fue el fascismo quien venció la guerra e instaló su régimen fascista durante cuatro décadas, sin olvidar que el partido del gobierno actual fue fundado por un ministro franquista. Por ello, no podemos ignorar la huella que dejó el fascismo en esos cuarenta años ni mucho menos que el poder de la actual democracia burguesa sigue en manos de los mismos que lo tenían durante la dictadura. Pero esto no nos debe llevar a caer en el error de menospreciar la lucha por la democracia y los derechos y libertades que tanto costaron, y menos con la correlación de fuerzas actual, bastante más desfavorable que aquella. Lo que no podemos hacer es ignorar la naturaleza del Estado ni la diferencia entre poder y gobierno.

Por todo esto, no es raro ver ejercicios lamentables de manipulación de la historia como el que hace unas semanas publicó el semanario Crónica sobre un pucherazo en las elecciones del 36 llegando a plagiar de paso al mismísimo intelectual comunista Josep Renau. Tampoco podemos extrañarnos de que estos mismos medios de manipulación de masas se muestren del lado de una nazi que recibió una paliza por ser la organizadora de cacerías contra homosexuales, migrantes o rojos, o que se solidaricen con un jugador fascista y criminalicen a la digna y ejemplar afición Rayo Vallecano que ha impedido su fichaje. Mucho menos de que alguien como Manuela Carmena asegure que esto debería decidirlo la justicia después de hacer homenajes a los nazis húngaros o mostrar apoyo al golpista Leopoldo López.

No debemos ignorar que cuando la clase dominante trata de tergiversar la realidad o reescribir la historia suele recurrir a personajes otrora contrarios o enemigos para conseguir mayor credibilidad. ¿Qué sería de un documental anticomunista sin un antiguo militante que acepta en primera persona el relato de la contrarrevolución?

A pesar de que nos habíamos tomado a risa lo de Pío Moa y por difícil que parezca, hay gente que se lo cree. Así que imagínense cuando un dirigente de la izquierda actual despotrica contra la URSS o menosprecia la lucha antifranquista y a su propio partido.

Si ignoramos la correlación de fuerzas y que vivimos en un Estado burgués es normal que nos resulte extraño todo esto. Por eso no podemos contribuir con ambigüedades ni a la banalización del fascismo ni a su normalización reescribiendo la historia como auténticos discípulos de Pío Moa.

kalve

Jo, amb els educadors i les educadores

escuela-publica-de-todos-para-todosEls Educadors i les Educadores d’Educació Especial i Infantil aniran a la vaga els dies 31 de maig i el 9 de juny, després d’un any de reivindicacions i mobilitzacions que han sigut ignorades per la Conselleria, i que m’atreviria a dir, desconegudes per gran part de la comunitat educativa i totalment desapercebudes per la resta de treballadors/es d’altres sectors. És per això que m’agradaria fer una reflexió al voltant dels motius de la vaga i les possibilitats d’èxit.

Entre els motius de la vaga trobem que Conselleria incompleix el Decret 175/2006, de 24 de novembre,excedint la jornada de manera estructural i continuada; no respectant les pauses diàries i exigint la permanència i disponibilitat durant aquestes; i no garantint el temps de coordinació amb l’equip interdisciplinari, ignorant així els requeriments d’Inspecció de treball.

Un dels motius més greus és la possible existència d’una sessió encoberta d’educadors/es a les empreses privades que s’ocupen del servei de menjador, tasca que segons una sentència judicial del passat octubre, no han de fer els educadors.

Malauradament estem davant d’un cas en el que un govern progressista mostra una voluntat nul·la de negociació, actuant en contra dels interessos dels treballadors i treballadores i augmentant la precarietat en els serveis públics i per tant, perjudicant l’atenció a l’alumnat. És a dir, un govern que mostra un caràcter reaccionari a pesar de les esperances de canvi depositades en ell ara fa dos anys. De continuar per aquest camí, no vull ni pensar on anirà a parar tanta frustració en les properes eleccions. Les paraules, els eslògans i els discursos del canvi no cessen, però la realitat és tossuda i els educadors estan sent menyspreats per l’administració.

Com a treballador no puc mantindre’m aliè a una injustícia amb altres treballadors, i més quan són els meus companys i companyes que tant aporten a l’ensenyament públic i a mi mateix a pesar del poc reconeixement que tenen. És per això que vull reflexionar al voltant de les següents qüestions:

1. Objectiu de la vaga i responsables.

L’objectiu no és altre que forçar que Conselleria negocie i canvie la seua forma d’actuar després d’haver ignorat i menyspreat els treballadors, fet que els ha conduit a la vaga, de la qual només és responsable qui l’ha provocada. No oblidem la vaga és l’últim recurs de la classe obrera quan no li deixen altra opció, doncs anar a la vaga no és fàcil i menys en un context de crisi sistèmica com l’actual. Ningú va a la vaga per plaer.

2. Context. Dificultats i esperances.

Deia el sociòleg José Daniel Lacalle recentment en «Conflictividad y crisis: España 2008-2013» que a l’Estat Espanyol hi havia un clar augment de la conflictivitat laboral i de lluites, però deslligades i aïllades les unes de les altres, la qual cosa minva la unitat de classe necessària per a contrarestar els constants atacs que patim. Les paraules de Lacalle són visibles als centres d’Educació, on els treballadors d’un cos desconeixen els problemes i les reivindicacions de l’altre a pesar de compartir aula. No vull ni imaginar el coneixement de la problemàtica que tindran els pares i les mares dels alumnes.

Que ningú s’equivoque, estem davant del problema més endèmic per a la classe obrera, la falta de consciència i de unitat. Per posar un exemple: mentre ens mirem el melic i discutim a les xarxes socials per les molles que cauen de dalt, pocs s’ocupen d’organitzar-se per tal de recuperar els milers de llocs de treball públics que s’han perdut durant els darrers anys. Fins que no arribem a la conclusió de que els problemes dels educadors són també els dels mestres o els alumnes, no tindrem res a fer, de la mateixa manera que amb qualsevol treballador/a d’altre sector.

És en aquest context de camí a la misèria i l’aïllament on ens trobem i no queda altra opció que començar a teixir les distintes lluites si no volem acabar en el fons d’una societat víctima d’un sistema econòmic criminal. Un sistema que ens diu a través dels seus mitjans de manipulació de masses que la lluita organitzada política i sindical, les mobilitzacions i les vagues no serveixen per a res. Per tant, és necessari recordar que tot els drets i llibertats que ara tenim (en perill) no s’han aconseguit d’altra manera. També trobem casos de victòries en l’actualitat com la recent vaga de treballadors i treballadores de l’aeroport d’Eivissa o la sola convocatòria de vaga de treballadores manipulat i envasat de cítrics al País Valencià. Xicotetes victòries que serveixen d’esperança.

3. Què fer.

Una vaga no consisteix en fer una convocatòria, deixar el lloc de treball i anar-se’n a casa, sinó en desenvolupar un treball que guanye força i augmente la pressió sobre els responsables fins que accedisquen a les justes exigències obreres. Explicar els motius i les nefastes repercussions per a l’alumnat i per a tota la comunitat educativa, tractar de trobar els lligams amb els problemes d’altres sectors d’ocupació fins que la correlació de forces siga suficient per a guanyar la partida. Sense oblidar, que la lluita no acabarà ací, doncs és l’únic camí cap a la societat que necessitem.

Tot el meu suport. Ni un pas enrere!

DAgbfs2W0AE2rnZ

Els privilegis de l’església i l’anticlericalisme barat

Pense que per a qualsevol demòcrata és necessari garantir l’aconfessionalitat de l’Estat. Tanmateix s’ha d’evitar l’anticlericalisme barat que entra al joc de crear conflictes innecessaris de cara a la galeria mentre que a l’hora de la veritat segueix de “xuclaciris” mantenint el concordat i la resta de privilegis de l’església catòlica, que l’any passat ha donat a Caritas el 2,5% dels 250 milions que ha obtingut amb la casella d’IRPF, xifra similar a la que ha invertit en 13TV. És urgent també que els alts càrrecs eclesiàstics deixen de discriminar i menysprear a les dones. S’ha d’acabar amb els concerts educatius o les titulacions universitàries exclusives. També deuen retornar als pobles tot el patrimoni immatriculat per aquesta institució religiosa amb la connivència de les institucions públiques, còmplice d’aquest espoli.

Però que ningú s’equivoque, tot això s’ha de fer des del respecte a les creences individuals i sense donar ales als elements feixistes que habiten en la societat, que amb l’excusa de les tradicions ens estan retornant a l’integrisme de l’època feudal.

franco-archbishop

Los “errores” de la prensa de George

LOS “ERRORES” DE LA PRENSA DE GEORGE

Los bombardeos de la OTAN a tiempo sí sirven (para el capital y sus secuaces)

Aparecía ayer en el eldiario.es un artículo de Owen Jones junto a una imagen con una cita con el siguiente texto: “¿Cómo se podría haber evitado el tremendo coste humano en Alepo? Los dedos señalan a los que en 2013 impidieron que Occidente bombardease a las fuerzas de Asad?”

Cuando vi la imagen me resultó raro que dijesen una canallada tan grande de manera tan clara, así que me decidí a leer el artículo. Evidentemente, la cita era errónea pero el artículo venía a decir lo mismo pero jugando a la ambivalencia. Es más, el artículo es más vomitivo que la falsa cita de la imagen.

Las huelgas no sirven de nada (para el capital y sus secuaces)

En una entrevista al mismo periódico, Antonio Montiel ha asegurado hoy que “los cambios no se producen a golpe de huelga general”. Para quien no conozca a este señor y piense que se trata de un dirigente del PP o de la CEOE, he de decir que se equivoca pues es el líder valenciano de Podemos.

Resulta curioso que estas declaraciones aparezcan el mismo día en que los sindicatos han convocado movilizaciones en distintas ciudades, en las cuales seguramente habrá estado algún que otro dirigente de su partido. Al fin y al cabo ya nos hemos acostumbrado a la ambigüedad de esta “gente” que un día se hace la foto con los obreros en lucha y al día siguiente digan cosas como su líder supremo: “aprendimos en Madrid y Valencia que las cosas se cambian desde las instituciones. Esa idiotez que decíamos cuando éramos de extrema izquierda de que las cosas se cambian en la calle y no en las instituciones es mentira”.

Tras unas horas de la publicación de la entrevista y cierto revuelo en las redes, ha rectificado el titular. Vaya, otro error de eldiario.es en sólo dos días.

Errores que no son errores

¿Por qué no se trata de errores? Porque son en realidad lo que el medio en cuestión pretende difundir. Entonces, ¿Por qué rectifican? Porque estos medios de la “nueva política” están creados para impregnar de forma sutil a lo que queda de izquierda de ideas hegemónicas del capital. Su “error” ha sido decir de forma demasiado evidente lo que suelen colar entre líneas, algo que puede restarle efectividad en sus pretensiones. Pero no nos equivoquemos, decir lo que se piensa no es un error. Al fin y al cabo, el “filántropo” George Soros sabe dónde invierte.  

georgesoros

Diálogo sobre la normalización de comportamientos fascistas

Diálogo sobre la normalización de comportamientos fascistas

(extracto del artículo La banalización del fascismo y el cuento del lobo)

Sturmabteilung

-¿Qué pensarías de un dirigente del PP si dijese que si no votasen los mayores de 45 años ganarían ellos?

-Que no es un demócrata.

-¿Y si trata como bobos a quienes no le siguen la corriente?

–Que no les convencerá nunca y por eso los criminaliza.

-¿Y si dijese que quitaria las pensiones a los votantes de otro partido?

-Que me recuerda a aquellos que excluían a los judíos o a los negros.

-¿Y si asegura que no hay alternativa al capitalismo?

-Que no va a combatirlo.

-¿Y si ve normal que se rescate a las autopistas?

–Que es neoliberal.

-¿Y si se burla de la izquierda y asegura que ésta no ha cambiado nada en 25 años?

-Que es de derechas.

-¿Y si niega que la movilización sirva para cambiar la realidad?

–Que es un conservador.

-¿Y si renuncia al derecho al aborto por rédito electoral?

–Que debe ser del Opus Dei, mínimo.

-¿Y si negase la lucha de clases?

-Que es un burgués o un estafador.

-¿Y si menosprecia a los trabajadores menos cualificados?

–Que es un clasista.

-¿Y si hiciese monumentos a los nazis húngaros?

-Que en su momento hubiese hecho lo mismo que los nazis húngaros.

-¿Y si habla de “democratizar” Cuba y te alegras de la muerte de Fidel?

–Que es de la gusanera.

-¿Y si asegura que el comunismo fracasó?

–Que es un anticomunista de manual.

-¿Y si los mas media del capital le “regalan” platós?

–Que es a cambio de algo.

-¿O qué pensaríamos si considera un drama que los yihadistas pierdan una guerra después de asesinar a 192 en su propia ciudad?

-Que no tiene ni memoria ni escrúpulos.

-¿Y si pidiese a gritos bombardear otros países en connivencia con el imperialismo?

-Que está del lado del imperialismo.

-¿Y si además lleva en sus listas a un ExJEMAD que arrasó un país africano?

 -Que está de acuerdo con sus crímenes.

.¿Y si hiciese chistes macabros con el holocausto?

-No sé, pero a mí se me revuelven las tripas con tal canalla.

La banalización del fascismo y el cuento del lobo

La banalización del fascismo y el cuento del lobo

“No hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado” Bertolt brecht

Una vez pasado el llamado “momento histórico” y ya inmersos de lleno en el nunca después del fallido ahora, empiezo a tener más miedo que otra cosa.

¿Por qué digo esto? Durante años hemos asistido a la banalización del fascismo e incluso muchos de nosotros hemos contribuido de manera inconsciente. Prueba de ello es el desprecio a la lucha antifranquista y la equiparación entre la dictadura y la democracia burguesa actual por quienes no tienen ni remota idea de lo que fue aquello. El problema es que se desconoce que el Estado es una herramienta de la clase dominante y que ésta sigue siendo la misma en ambos casos pero se ignora la correlación de fuerzas que condujo a la segunda. Y quienes hablan de nuevos países y procesos constituyentes son incapaces de ver (o no) que esa correlación de fuerzas es ahora mucho peor para la clase obrera que en la década de 1970. ¿Acaso se han preguntado qué fuerza real tiene la clase obrera para afrontar un proceso de tales características? ¿O están reduciendo todo al electoralismo y el márquetin mientras juegan con la esperanza de la clase trabajadora? Porque si fuese así estarían sirviendo de válvula de escape para el sistema captando el descontento y reventando la izquierda. Y esto sería muy grave viniendo de dirigentes obreros, tanto si es por ignorancia como por estafa. Confundir poder con gobierno es algo muy común entre los oportunistas y demagogos. Prometer asaltar los cielos mediante la obtención de un gobierno es directamente un insulto.

Volviendo a la banalización del fascismo. Cuando caemos en el error de llamar fascista a todo quisque nos pasa como al pastorcillo del cuento que se divertía diciendo que venía el lobo. Es muy peligroso actuar de esta manera porque cuando aparece el fascismo nadie lo ve y además nadie te toma en serio. Señalar los comportamientos y los tics fascistas del partido heredero del franquismo es muy fácil. Hacer lo mismo con los partidos supuestamente contrarios o incluso antagónicos no tanto. Y menos cuando casi todo el espectro político acaba diciendo prácticamente lo mismo pero con distintas formas.

Vamos a hacer un experimento.  

¿Qué pensaríamos de un dirigente del PP si dijese que si no votasen los mayores de 45 años ganarían ellos? -Pensaríamos que no es un demócrata. ¿Y si trata como bobos a quienes no le siguen la corriente? –Que no les convencerá nunca y por eso los criminaliza. ¿Y si asegura que no hay alternativa al capitalismo? -Que no va a combatirlo. ¿Y si ve normal que se rescate a las autopistas? –Que es neoliberal. ¿Y si se burla de la izquierda y asegura que ésta no ha cambiado nada en 25 años? -Que es de derechas. ¿Y si niega que la movilización sirva para cambiar la realidad? –Que es un conservador. ¿Y renuncia al derecho al aborto por rédito electoral? –Que debe ser del Opus Dei, mínimo. ¿Y si negase la lucha de clases? -Que es un burgués o un estafador. ¿Y si menosprecia a los trabajadores menos cualificados? –Que es un clasista. ¿Y si hiciese monumentos a los nazis húngaros? -Que en su momento hubiese hecho lo mismo que los nazis húngaros. ¿Y si habla de “democratizar” Cuba y te alegras de la muerte de Fidel? –Que es de la gusanera. ¿Y si asegura que el comunismo fracasó? –Que es un anticomunista de manual. ¿Y si los mas media del capital le “regalan” platós? –Que es a cambio de algo. ¿O qué pensaríamos si considera un drama que los yihadistas pierdan una guerra después de asesinar a 192 en su propia ciudad? -Que no tiene ni memoria ni escrúpulos. ¿Y si pidiese a gritos bombardear otros países en connivencia con el imperialismo? -Que está del lado del imperialismo. ¿Y si además lleva en sus listas a un ExJEMAD que arrasó un país africano? -Que está de acuerdo con sus crímenes. ¿Y si hiciese chistes macabros con el holocausto? -No sé, pero a mí se me revuelven las tripas con tal canalla.

Y finalmente, ¿qué pensaría si en vez de ser un dirigente del PP lo dice uno que dice que no es ni de izquierdas ni de derechas?

¡Que viene el lobo!

 b9abc818-fd75-42e8-a1eb-766d99595d14-1971-000001f10bd8e0f4_tmp

Les sigue doliendo, Comandante

Les sigue doliendo, Comandante

Han pasado cinco días y los mass media continúan tratando de desprestigiar a Fidel, a la revolución, al socialismo y al comunismo. No dan tregua. Aprovechan hasta los programas de la prensa rosa para hacerlo. Es lo que tiene ser los perros que suelta el amo cuando alguien se sale del redil. Es lo que tiene ser todo lo contrario a quien se mantiene fiel a sus principios y da una de las mayores lecciones de dignidad de la historia.

El pueblo cubano, con sus aciertos y errores –que no luces y sombras- lleva más de medio siglo plantándole cara al capitalismo y al imperialismo con una gran demostración de solidaridad internacionalista. Así que pocos están en condiciones de darles lecciones a pesar de los ambiguos mensajes de algunos, que un día apoyan a la revolución y a la mañana siguiente dicen esperar cambios y democratización. Es lo que tiene que el amo te dé la tarea de captar el descontento (venga de donde venga) y a su vez liquidar a la izquierda.

Pero la realidad es la que es y esta vez los voceros del capital lo están teniendo verdaderamente difícil.Todos suenan al unísono pero desafinando y quedando retratados. Y si no escuchen el ridículo de Herrera entrevistando a Norverto Fuertes.

La pregunta que deberíamos hacernos es por qué ladran de esta manera por un país tan pequeño y lejano. La respuesta es muy sencilla: porque Cuba sí ha construido una alternativa al capitalismo y porque el comunismo sigue siendo su peor pesadilla a pesar de que la izquierda esté prácticamente desaparecida en nuestro país. El capital sabe que en una crisis sistémica como la actual, la batalla ideológica cobra especial importancia. De ahí la necesidad de saber defender la Revolución cubana así como a todas las experiencias y luchas revolucionarias de la historia de manera honesta, clara y sin demagogias. Un buen ejemplo es la iniciativa de la Comisión del Centenario de la Revolución Socialista de Octubre.

¿Por qué? -porque les sigue doliendo, Comandante.

¡Hasta la victoria, siempre!

cyimg_zxuagopgp-jpg-large