La vida de los nuestros

La vida de los otros nuestros

¿Quién no ha visto una película en la que la Stasi o el KGB espía y controla a la población de aquellas oscuras dictaduras comunistas? Seguramente pocos habrán escapado a esta manifestación de propaganda. Si nos fijamos en las películas, quienes espían a la población para controlar son servicios secretos de Estados socialistas mientras quienes lo hacen por motivos de seguridad suelen ser la CIA o el MI6. ¿Será un reflejo de la realidad? ¿Realmente no habrá casos de espionaje por motivos políticos en nuestras modélicas democracias burguesas?

Pues parece ser que sí. Ante la aparición de los documentos (bastante cutres, por cierto) de la “Fundación Soros” ha habido tres reacciones distintas principalmente:

1) silencio absoluto de los implicados (mercenarios y colaboradores al servicio del entramado Soros).

2) quienes han confirmado lo que venían diciendo desde hace años (muchos de ellos señalados en la lista negra por ser un escollo para los planes del especulador).

3) quienes se han sorprendido alarmados al ver que en nuestra democracia también se espía y controla.

No obstante, lo que realmente me llama la atención es que supuestos dirigentes obreros guarden silencio o se hagan los sorprendidos. Y no sé qué es más triste. Lo peor (o lo mejor, según se mire) viene cuando accedes a la hemeroteca y te encuentras a alguno elogiando a Soros por su “filantropía”. Sinceramente ya hace tiempo que no me sorprende viniendo de quien ataca y desprestigia cualquier experiencia socialista aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid.

¿Será que tenemos dirigentes que se han tragado la mierda de Hollywood? ¿Será que no son dirigentes? ¿O será que no son comunistas? A estas alturas de la película no debería sorprendernos absolutamente nada. Al fin y al cabo, el problema no es suyo sino nuestro.

lider1

 

Anuncis

Quien paga manda (la campaña)

Circula por las redes el coste económico por escaño de cada formación política según lo invertido en publicidad y propaganda.

Según este; Podemos sería quien menos ha invertido, con 36.232 euros por escaño conseguido, seguido por PSOE (98.901 €), Ciudadanos (110.000 €), PP (118.033 €), y finalmente IU-UP con 1.300.000 €.

Evidentemente, a IU-UP -con más de 900.000 votos- es a quien más caro le sale el escaño, pero el tema de la injusticia en la repartición de escaños no se refleja en este análisis.

Muchas son las críticas a la financiación de campañas a través de la banca, pero muchos olvidan que es el método al que nos toca recurrir a la mayoría para sobrevivir o por ejemplo “garantizarnos” un techo, ya que han convertido este derecho en un privilegio. Pedir un préstamo no es nada inmoral si lo amortizamos con nuestro trabajo (en el caso de los partidos con las cuotas de los militantes, las aportaciones de los concejales, diputados, etc. y las subvenciones establecidas (21.167 euros por cada escaño del Congreso y del Senad). Lo inmoral sería que el banco nos lo condonase por un ejercicio político benevolente con él. Supongo que no será el caso de quienes pretendemos nacionalizar la banca.

Me llama la atención que lo invertido en publicidad y propaganda según este cálculo post-electoral tampoco refleja los minutos de propaganda constante durante casi dos años que algunos medios han dado a los cuatro partidos con mayor representación, sin olvidar el debate a 4 en el que se excluía a la tercera fuerza del Estado y se incluía a dos extraparlamentarias.

Por todo esto, me gustaría saber quién paga esos minutos, horas y días en los medios mayoritariamente propiedad de los integrantes del IBEX-35. Al fin y al cabo, no vamos a ser tan ingenuos para creernos que todo esta publicidad gratuita responde a criterios de share.

¿Cómo se devuelve ese préstamo? ¿O está ya pagado?111134_540x360

“Pasteleo”: minut i resultat

“Pasteleo”: minut i resultat

L’espectacle en el que s’ha convertit la major part de la política sembla no tindre límits, ni en el temps ni en les formes. Si ja hem acceptat fins i tot eixe model d’elecció de candidats en el que guanya el que més apareix a la tele, ara podem obtenir la informació més transparent i directa dels processos de formació de candidatures: el “pasteleo”. En un exercici de transparència absoluta, ens informen minut i resultat de les negociacions via twitter. On hem arribat!

cambioLa batalla ideològica té poc espai en aquest esperpent en el que el debat es situa en si una enquesta manipula o no (menuda novetat); si han censurat a un candidat per tallar un moment seu al prime-time (quina censura, pobret); o si ballen, canten o parlen millor que els altres. Campanyes jo-jo (i més jo). El que importa és la simpatia i la naturalitat. Deu ser que els denonaments, els acomiadaments, l’atur, els bombardejos i el capitalisme en el seu conjunt són millors amb un somriure, però a mi no em fan ni puta gràcia. No m’agrada anar de la mà amb els còmplices de la banca, la patronal i l’OTAN. Les meues mans es poden embrutar de suor i de terra, però no de sang.

Hi haurà qui dirà que així no aconseguirem suficients vots. I jo que pensava que els vots eren el resultat de la lluita diària i no d’aliances entre forces antagòniques (per molt que es disfressen)! Pot ser, marejats per aquesta espiral electoral, ens hem oblidat d’allò fonamental: reconstruir el partit per tot arreu.

Llibertat de premsa: per a qui i per a què

Llibertat de premsa: per a qui i per a què

Fa un parell de setmanes em feren una entrevista per a un periòdic de tirada autonòmica. Més d’una hora de preguntes serioses per part d’una gran professional de la comunicació. Un bon treball per la seua part que no eixirà a la llum perquè als de dalt no els interessa.

Sembla que els interessa més allò banal i la política com a espectacle ja que en quan veuen una opció amb gran projecció que diu les coses no els agrada, sobretot si toquem els interessos miserables dels de sempre.

Entre d’altres vaig explicar que “externalitzar la gestió de l’aigua” és un eufemisme per a no dir “privatitzar l’aigua” i que ho podien comprovar en alguns pobles veïns. També vaig explicar que nosaltres defensem el mateix al poble que a la resta d’institucions i que no anem a dir el que vol escoltar el poble per a després passar-nos quatre anys rascant-nos la panxa. El que hem fet les diferents forces polítiques està ahí. Ara és el torn del poble, no d’intentar fer en dos setmanes el que no hem fet durant la legislatura. Així que vos animem a llegir els programes i a valorar el que hem fet tots però sobretot a implicar-vos.

Llàstima que la premsa servisca a l’interès dels de sempre. És una mostra de que el dret de llibertat de premsa és només per a qui s’ho pot pagar.

Una abraçada a la gran professional que va realitzar l’entrevista.

Besets per als propietaris del periòdic i per als seus fills predilectes que privatitzen l’aigua dels seus pobles.

33