Cuando los irresponsables sacan pecho

Soy de esos que piensan que ante un problema siempre debemos dar prioridad a solucionarlo. Ya habrá tiempo para exigir responsabilidades. No obstante, hay veces en las que los responsables de poner solución contribuyen sobremanera a engrosar el problema y es ahí cuando entiendes que ya son parte de él. La gestión de la crisis del coronavirus es un buen ejemplo.

Si por la ambigüedad de mis palabras o por un fallo en mis cálculos, mi trabajo diese unos resultados cada vez peores, dimitiría. Pero si además por ello contribuyese al aumento de un contagio que está colapsando el sistema sanitario hasta el punto de hacer triaje entre quién vivirá o no, escondería la cabeza bajo el suelo y no volvería a saber lo que es dormir con la conciencia tranquila.


Muy lejos de la dignidad de cualquier humano que se equivoca y asume la responsabilidad de sus actos, los irresponsables políticos y mediáticos han optado por sacar pecho ante las legítimas críticas.
“A toro pasado todos somos muy listos -nos dicen.” Pues parece que todos no. Sólo es necesario tirar de hemeroteca o volver a ver las absurdas ruedas de prensa diarias. También se puede observar cómo ha actuado China y comparar.

Nos han hartado a base de mensajes contradictorios, mentiras, eufemismos y discursos grandilocuentes mientras el personal sanitario no tiene ni mascarillas. Gobiernos que son incapaces de nacionalizar empresas y ponerlas a producir el material necesario. Eso sí, permiten que miles de trabajadores se expongan en trabajos totalmente prescindibles. Porque se trata de eso, de mantener los intereses económicos de los amos por encima de todo, hasta de los muertos.


“Es que los otros privatizaron y deterioraron la sanidad pública.” Es algo muy cierto contra lo que muchos llevamos años luchando, como también lo es que al decir esto se les olvida algo fundamental: quién gobierna ahora. Que otros sean más salvajes no puede servir de escudo de por vida. Tampoco eso de tratar de ser gobierno u oposición según el día. No podemos olvidar que durante décadas han tenido un papel destacado en debilitar lo público, desmantelar el Estado de bienestar, regalar la soberanía nacional y desindustrializar el país poniéndolo al servicio del capital extranjero. Una tremenda combinación que junto a la incapacidad de los gobiernos actuales, se traduce en un país que en un mes no ha sido capaz ni de producir unas putas mascarillas.

Los irresponsables sacan pecho. Nosotros ponemos los muertos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: