Hijos/as de la esclavitud

Hijos/as de la esclavitud

Hoy aparecía en prensa la noticia sobre la siguiente oferta de trabajo esclavo:
images

“Empleada del hogar interna, con descanso de dos días al mes, experiencia en atención a personas mayores, salario de 500 euros al mes, edad entre 30 y 38 años, papeles de residencia en regla, no tener hijos, tener experiencia en alimentación para mayores, atención de limpieza de hogar, carnet de conducir, y buen carácter.”
Si parece que esto es insuperable, imagínense si la trabajadora llegó a España con un hijo o una hija y no puede decirlo en la entrevista de trabajo. O que lo diga y no le permitan estar en la vivienda junto a su madre ni aunque sea durante unos minutos para darle un abrazo. Ni siquiera salir para llevar a su hijo/a al médico con fiebre bajo amenaza de perder el empleo. ¿Se imaginan la vida de esas mujeres y de sus hijos/as? Pues es algo que existe aunque no se lo cuenten en los medios.
Piensen en una mujer que llega a España junto a su hija después de gastarse en el vuelo todo lo que tenían ahorrado. Llegan a una nueva ciudad y se refugian en la casa de una amiga cuyas condiciones de vida son también difíciles. La madre busca trabajo y lo único que encuentra es un trabajo de este tipo en el que solo libra el domingo por la tarde, momento en el que puede volver a ver a su hija. Durante la semana la niña convive con la amiga de la madre, que siendo prácticamente una desconocida la cuida y le da cariño. La madre le da una cantidad prácticamente simbólica a su amiga para los gastos. Pero la amiga debe acudir a su duro trabajo mientras la niña pasa horas y horas sola en la vivienda llegando a tener que despertarse, vestirse, desayunar y dirigirse al colegio sola a pesar de tener 9 años. Ya en el colegio tiene la suerte de desconectar aunque de vez en cuando se le salgan las lágrimas.

-¿Por qué lloras?

-Porque quiero estar con mi mamá.

Situaciones de este tipo son las que hace que me enfurezca cada vez más con aquellos que sueltan discursos de “sé feliz con lo que tienes” o “si te esfuerzas, puedes con todo”. Las condiciones de esclavitud no se superan con frases de autoayuda sino garantizando que se cubran las necesidades básicas de la clase obrera. Me preocupa mucho que este tipo de mensajes idealistas y completamente alejados de la realidad penetren en la escuela pues no hacen otra cosa que contribuir a ocultar la realidad y a luchar contra la lacra de este sistema esclavista.

oferta-de-empleo-abusiva
Anuncio de trabajo esclavo publicitado por un portal de empleo público

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: