Sociedad como paradigma de destino

Sociedad como paradigma de destino

Confío la realidad al pensamiento frente a la creencia de la satisfación. No creo en nada ni nadie. Tampoco en el destino a quién la mayoría otorga desgracias, suerte o victórias. Pero hay algo que se parece a eso llamado destino: la sociedad en la que uno nace, vive y muere, y el lugar que se ocupa en ella (clase). Es lo más determinante externo para el ser.

Decía Pasolini que “mi independencia, que constituye el principal pilar de mi fortaleza, implica la soledad, que es mi mayor punto débil.” Huir de la sociedad como destino, aunque imposible, resulta al mismo tiempo la renuncia a la transformación de ésta. De ahí la importancia de saber que tanto la aceptación de la sociedad o el estado actual de las cosas, así como el aislamiento y la renuncia a ella (negación de la realidad, pues las cosas no cambian ignorándolas), son de aquello que tenemos que huir.

Sin lugar a dudas estamos ante dureza de tener la fortaleza de saber lo que no quieres y tener la debilidad de no poseer la herramienta para cambiarlo.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Bloc a WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: