La izquierda masoquista (o liquidacionista)

La izquierda masoquista (o liquidacionista)

Cuando  comencé a militar en el Partido Comunista me llamó la atención el hecho de que en el seno del propio partido se obviase una parte de su historia, la de la llamada transición. Que si la traición con los vergonzosos pactos de la Moncloa, que si la bandera, la monarquía y un larga lista de cesiones. Un relato de un periodo a olvidar que se llevó consigo lo más importante: las victorias, las conquistas de la clase obrera encabezadas por el Partido con una militancia que fue la peor parada durante el franquismo. Esa militancia que sí se jugó la vida por cada lucha y que lo pagó en muchos casos con cárceles, palizas y muchos muertos. Que nadie lo olvide.

Pero no voy a entrar en el debate de si se hizo bien, mal o regular, pues ese debate requiere de mayor profundidad. Lo que vengo a denunciar es que el ‘olvido’ de esa parte de nuestra historia (con aciertos y errores) ha llevado al olvido de esa gran lucha con la que se consiguieron derechos laborales y unos mínimos de libertad. Eso que hoy somos incapaces de mantener a pesar de ser buenos dando lecciones desde la atalaya a quienes se jugaron la vida en su momento. Luego algunos se quejarán de que vengan los de “ni de izquierdas ni derechas” (los de los años 30 no, los contemporáneos) a decir que un charlatán en el parlamento ha hecho más que la izquierda en 40 años. Un insulto más propio de un fascista que de cualquier demócrata que debería ser contestado por cualquier dirigente comunista que ejerza como tal.

Pero claro, algunos dirigentes siguen viviendo del relato que esconde esa parte de nuestra historia y que cuarenta años después aún les sigue sirviendo de justificación a su incapacidad. No es nada nuevo, los emperadores romanos solían desprestigiar a su antecesor para ser vistos como los salvadores o simplemente para asegurarse el trono, en este caso el sillón. Cosas de la mediocridad.

Me pregunto cómo es posible que haya dirigentes comunistas que siguen dando la estocada a toda esa lucha. El problema no es que venga uno del PP, PSOE o Podemos a echar mierda sobre nuestra historia sino que dirigentes como Garzón lo hagan constantemente aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid. Que conste que hay artículos en la Constitución del 78 como el 128 que no es que parezca que los haya escrito alguien de IU, sino que sí los escribió alguien del PCE con la fuerza y la lucha de su militancia, no de “gente”. Si muchos de esos artículos son ahora papel mojado es, principalmente, porque ya no existe esa fuerza, debido entre otras cosas a que sus dirigentes son una caricatura o mejor dicho, una parodia. Podrían dejar de hablar de asaltar los cielos o de romper las encuestas y empezar a romperse el lomo, que ya toca.

No podemos contribuir al discurso dominante que nos dice que la lucha obrera no sirve, que el capital nos lo ha regalado todo y hasta que el empresario “nos da trabajo”. No demos alas al discurso negador de la lucha de clases y enterrador de nuestra memoria y nuestra cultura revolucionaria.

PD. Porque nuestros/as camaradas no merecen el olvido.

556628_459630940726407_1562866258_n.jpg

Anuncis

El logro de Margaret Thatcher y la política actual

tonyblair-margaretEn una entrevista a Margaret Thatcher le preguntaron por su mayor logro. Su respuesta fue “Tony Blair y el nuevo laborismo”. Estoy seguro que si ahora mismo le preguntásemos a un gran accionista de una empresa del IBEX 35 la respuesta sería similar: haber convertido a su alternativa en una caricatura.

La cruda realidad es que han conseguido que no haya una alternativa visible a su sistema. Han reducido la oposición a su propio contenido, a una lucha de nombres eliminando la batalla ideológica. Tampoco olvidemos que las empresas del IBEX 35 y las multinacionales son también las propietarias de los mass media patrios y a su vez financiadores de algún que otro partido (unos con puertas giratorias y otros con horas de TV). A estas alturas casualidades pocas.

¿Qué oposición es aquella que no ataca al sistema capitalista, la OTAN, la monarquía o al concordato?  Una “oposición” que tampoco habla ya de nacionalizar la banca, las eléctricas y los sectores estratégicos, ni de cerrar las ETT, ni salir del euro, y que tiene un silencio cómplice ante los crímenes del imperialismo sobre los pueblos del mundo. Una oposición que reniega de la lucha de clases y que achaca los problemas a unos malos y corruptos gobernantes y no al sistema de explotación que lo genera todo. Ya saben a dónde conduce la antipolítica, la apatía y la falta de conciencia de clase unidas al paro y la precariedad en un momento de crisis sistémica. Sí, al fascismo. ¡Menuda oposición! ¿Qué alternativa es aquella que acaba diciendo prácticamente lo mismo que el discurso dominante (del enemigo de clase)? Es más, ¿cómo se atreven a decir que están creando hegemonía o que el miedo ha cambiado de bando? En mi pueblo a esto se le llama claudicar y vender la moto al mismo tiempo.

Lo peor de todo es que el sistema está barriendo del mapa y arrinconando a quienes sí plantean una alternativa mientras la clase obrera nos hundimos en la miseria. No ceder a los encantos del ciudadanismo y la nueva política te convierte en un sectario, ortodoxo y desfasado.

Debemos admitirlo: lo están consiguiendo pero no nos podemos permitir ser el Tony Blair de la Thatcher o dicho de otra manera, los nuevos títeres del capital.

“Culminació” (les preocupa su culo)

“Em preocupa el meu cul,
senyores i senyors.
I us en demane excuses.
Però m’és molt penós.

Em preocupa el meu cul.
D’un temps ençà és negat.
Se m’ha tornat gandul.
Se’n diu alliberat.”

Culminació – Ovidi Montllor

 

“Culminació” (les preocupa su culo)
*traducido automáticamente.
Esta era una de las letras de Ovidi Montllor que no compartía del todo, especialmente porque la mayoría de los liberados que conozco son unos trabajadores que se dejan la piel y que saben que es un trabajo temporal que depende de la voluntad de la organización. No sé si es el tiempo o que a base de golpes nos hace madurar, pero ahora comprendo mejor este tema de Ovidi.

Durante los años de militancia política he observado que entre la mayoría de trabajadores y trabajadoras que luchan humildemente por nuestros intereses de clase, siempre aparecen determinados personajes con mucha labia que parecen estar en todos los sitios. De hecho, a algunos los he visto en todo tipo de cargos e instituciones, siempre con la retribución correspondiente, claro. ¿De qué iban a vivir? También es una característica de estos elementos contar con una vida laboral blanquita como la paloma de la paz. Un papel limpio que mantendrán en óptimas condiciones seguramente (si no lo evitamos) hasta el día que se jubilen, pues fuera de la política no tienen donde caerse muertos.

No les culpo, no. Entiendo que la vida es muy dura para los desposeídos y se trata de pura supervivencia. Por eso se sitúan siempre cerca de quien va a vencer, y cuando las cosas están igualadas, se esconden a la espera de su momento. Su retórica y sus estridencias están por encima de todo a pesar de tener un perfil muy bajo de navajas y corrillos. ¿Para qué aceptar la voluntad de una agrupación o de un órgano democrático de su partido teniendo un pico de oro? ¿Cómo no va a ganar un debate en su organización con una línea política previamente “anunciada en TV”? Y si las bases no le siguen la corriente, pueden acudir a la prensa burguesa para despreciar a sus compañeros acusándolos de antidemocráticos, de sectarismo, stalinismo, ortodoxia, de ser viejos y no jóvenes e incluso de carrillistas.
Pero tranquilos y tranquilas, que aquí no pasa nada. Si las condiciones son adversas siempre pueden crear otra coalición esperpéntica con la que saltarse al propio partido. Incluso pueden terminar como algunos precedentes de picos de oro que de un día para otro dejaron de ser comunistas y ahora son presidentes, alcaldes y diputados de la “nueva política”. Y eso que llevan décadas y décadas por las cloacas en busca del sillón en el Olimpo donde ‘culminar’ su gran obra.

El acceso de los semidioses al Olimpo es cuestión de su supervivencia. Pero para la nuestra no sirven. Por eso deben caer. Porque la verdad es que sólo les preocupa su culo.

¡Cuánta razón tenías, Ovidi!

lider2

Culminació (els preocupa el seu cul)

“Em preocupa el meu cul,
senyores i senyors.
I us en demane excuses.
Però m’és molt penós.

Em preocupa el meu cul.
D’un temps ençà és negat.
Se m’ha tornat gandul.
Se’n diu alliberat.”

Culminació – Ovidi Montllor

 

Culminació (els preocupa el seu cul)

Aquesta era una de les lletres d’Ovidi que no compartia, especialment perquè la majoria dels alliberats que conec són uns treballadors que es deixen la pell i que saben que és una feina temporal que depèn de la voluntat de l’organització. No sé si és el temps o que a base de colps ens fa maurar, però ara comprenc millor aquest tema d’Ovidi.

Durant els anys de militància política he observat que entre la majoria de treballadors i treballadores que lluiten humilment pels nostres interessos de classe, sempre apareixen determinats personatges amb molta làbia que semblen estar a tots els llocs. De fet, a alguns els he vist en tot tipus de càrrec i institucions, sempre amb la retribució corresponent, clar. De què anaven a viure? També és un tret característic d’aquests elements comptar amb una vida laboral blanqueta com la coloma de la pau. Un paper ben net que mantindran en òptimes condicions segurament (si no ho evitem) fins el dia que es jubilen, doncs fora de la política no tenen lloc on caure morts.

No els culpe, no. Entenc que la vida és molt dura per als desposseïts i es tracta de pura supervivència. Per això es situen sempre prop de qui va a vèncer, i quan les coses estan igualades, s’amaguen a l’espera del seu moment. La seua retòrica i les seues estridències estan per damunt de tot a pesar de tindre un perfil molt baix de navalles i corrillos. Per a què acceptar la voluntat d’una agrupació o d’un òrgan democràtic del seu partit tenint un bec d’or? Com no va a guanyar un debat en la seua organització amb una línia política prèviament “anunciada en TV”? I si encara així les bases no li segueixen la corrent, poden acudir a la premsa burgesa per a menysprear als seus companys i companyes acusant-los d’antidemocràtics, de sectarisme, stalinisme, ortodòxia, de ser vells i no joves i fins i tot de carrillistes.
Però tranquils i tranquil·les, que ací no passa res. Si les condicions són adverses sempre poden crear altra coalició esperpèntica amb la qual saltar-se al propi partit. Fins i tot poden acabar com alguns precedents de becs d’or que d’un dia per a un altre deixaren de ser comunistes i ara són presidents, alcaldes i diputats de la “nova política”. I això que porten dècades i dècades per les cloaques en busca del silló en l’Olimp on ‘culminar’ la seua gran obra.

L’accés dels semidéus a l’Olimp és qüestió de la seua supervivència. Però  per a la nostra no serveixen. Han de caure. Perquè la veritat és que només els preocupa el seu cul.

Quanta raó tenies, Ovidi!

lider2

 

 

 

 

Un amic s’ha fet vegà

“Que tenga buena cara
es lo que importa
Anuncio con maciza y asunto terminao.
Ya lo ves. Ya lo ves.
Controlamos tu seguridad.
Si la espichas te enterarás de las ventajas
del control de sanidad.
Come mierda vitaminada.
Come mierda concentrada.
Come mierda deliciosa.
Come mierda y pagala.”

“Come mierda” – La polla records

 

Un amic s’ha fet vegà

L’altre dia un gran amic em digué que s’ha fet vegà. És a dir, ha decidit deixar de consumir aliments de procedència animal. Es tracta d’una decisió molt personal i ben meditada que tothom deuria respectar. Però sembla ser que no és així doncs el primer que s’ha trobat en aquest camí ha sigut incomprensió, rebuig i burles.

Sembla ridícul que en una societat que es diu democràtica i moderna ens continuem clavant en la vida dels demés. Tindre un pensament, una orientació sexual, una manera de vestir o de menjar distint a allò establert socialment, pot eixir molt car. I és que la ignorància és molt costosa. Pot ser, ignoren que el meu amic porta una dieta molt saludable i que és un bon esportista. I sobretot, ignoren que ells i elles de segur estan consumint carn hormonada, ous de gallines moribundes i  merda empaquetada envoltada de dissenys de colors i bones cares.

Una valenta decisió de respecte als animals així com per a la pròpia salut, i més tenint en compte que també és un treballador que lluita pels interessos de la classe obrera. Sens dubte, una de les persones que més admire.