Llamar a las cosas por su nombre

El otro día me preguntaba si a algún diputado se le ocurriría hablar de los trabajadores y las trabajadoras como clase. Más que nada porque cada vez resulta más difícil escucharlo a estas (y esas) alturas. De hecho, de tantas horas de debate sólo hubo una mención explícita a la “clase trabajadora” a pesar de ser la clase mayoritaria y la principal perjudicada por esta crisis sistémica.

Habrá quien dirá que no es necesario estar siempre diciendo “clase trabajadora” o “clase obrera” a modo de coletilla y que se trata de conseguir que los oyentes se sientan identificados. De ahí que de un tiempo a esta parte hayan aumentado los eufemismos y las metáforas para referirse a la clase obrera.

Personalmente soy partidario de enriquecer el lenguaje y no caer en repeticiones innecesarias que cansen al receptor, pero me pregunto por qué debemos renunciar a llamar las cosas por su nombre. ¿Acaso es más difícil que una trabajadora se identifique con “clase trabajadora” que con “sectores populares”? Entonces ¿por qué recurren inmensamente más a lo segundo? Entiendo que muchos se puedan identificar con eso de “los de abajo” y que se utilice en determinados contextos, pero vuelvo a preguntarme si realmente esta expresión ayuda a la toma de conciencia de clase o por el contrario, al mareo. ¿A bajo de qué? ¿Quiénes? ¿Dónde? Lo digo porque al final acaban refiriéndose a nosotros como “clase media-trabajadora” y nadie les pone en su sitio. También ayuda bastante al mareo cuando hablamos de “ciudadanos” y metemos en el mismo saco a los Borbones que al vecino del quinto. Ni qué decir cuando nos dirigimos a “la gente” (así, en abstracto) y encima añadimos “decente” como si esto fuese un conflicto entre decentes e indecentes. Sinceramente, estos términos son más propios del antiguo PGB (Partido de la Gente del Bar) que de representantes obreros en el parlamento burgués. Señores, esto es la lucha de clases, no un juego de trileros.

Resulta paradójico que quienes deberían realizar una tarea pedagógica para aumentar la conciencia de clase (cuando más falta hace), acaben renunciando a ejercer su papel. La excusa es que así no llega el mensaje, pero ¿Qué mensaje? Porque al final acaban hablando de corruptos, malos gobernantes o de las tonterías que se debaten en los platós de tv. ¿Son esos los principales problemas para la clase obrera? ¿Por qué no comenzamos a situar el discurso en los problemas reales de clase? ¿Por qué no somos vehementes con las ETT’s y exigimos su prohibición? ¿Por qué no hablamos de que el paro es un ejército de reserva de mano de obra? ¿O por qué no explicamos que las pensiones y las prestaciones son fruto de nuestro trabajo? Y sobre todo, ¿Por qué no muestran orgullosos nuestros dirigentes que toda la riqueza es producto del trabajo? ¿No hay explotados ni explotadores? ¿No podemos hablar de qué es la plusvalía? Si hablásemos tan claro sería bastante más fácil la toma de conciencia de clase, especialmente, si los dirigentes mostrasen mínimamente un poco de orgullo de representar a la clase que crea la riqueza. Solamente hacen falta unos segundos y un poco de voluntad política.

Muchos de nuestros abuelos no sabían leer pero sabían quiénes eran. En cambio ahora, a pesar de tantos estudios, muchos se piensan ser “clase media”, de abajo o de al lado de no sé qué. Claro que antaño las organizaciones obreras se dedicaban a decir las cosas como eran, de forma clara y sencilla (sin florituras ni neolenguas postmodernas). Ahora todo es siempre muy complejo y “no me posiciono”. Por eso es inútil seguir buscando la equidistancia y contribuyendo al mareo. Las cosas como son.

caballeros.que.dicen.ninini

 

 

 

 

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s